SILVIO RODRÍGUEZ

"Me va la vida en ello"

jueves, 14 de agosto de 2008

BIBLIOTECA


Antes, al principio, nos encontrábamos en la biblioteca. ¿Recuerdas?

Leíamos repetidamente la misma historia triste.

Era imposible imaginarla verdadera.

En aquél entonces nosotros reíamos al leernos, ocultos detrás de los libros, las líneas de tus manos y de las mías.


Danhir




8 comentarios:

amigoplantas dijo...

Apenas sé de bibliotecas, tuve muchos compañeros que las usaban para ir a estudiar, pero yo siempre estudié en casa y los libros (demasiados libros) los compraba

Nocturna dijo...

¡Bienvenido celebrador!

Lo escrito es sólo ficción...

Pero, cuando tengo algún "tiempo libre" y debo esperar para realizar algún trámite, nunca puedo resistirme a ingresar a una Biblioteca; mucho menos a leer, por una o dos horas, lo que se me ocurra.

¡Saludos!

INSOMNE dijo...

para cuando me lees las manos danhir jajaja... esta muy bueno el microrrelato!! se leemos pronto!

Nocturna dijo...

Insomne:

Cierta vez ví escritas tus dos manos, así que no será tarea difícil...
(espero poder descifrar tu escritura)

:)

A.Tapadinhas dijo...

...E o que dizem as linhas da minha mão, feiticeira?

Beijo.
António

Nocturna dijo...

Las líneas de tus manos, mi querido amigo, debería leerlas "junto a las mías", para ver en qué coincidimos...

(espero que sea en las cosas "buenas" y no en las "negativas", como sucede en el cuento)


¡Besos bien positivos en esas bellas manos productivas!

(:

Globocautivo dijo...

Sí, mucho dicho en pocas palabras. Muy hermoso.
Besos

Nocturna dijo...

Gracias, Globo...
Un abrazo