SILVIO RODRÍGUEZ

"Me va la vida en ello"

jueves, 24 de abril de 2008

LUNA DE NÁCAR



En la lejanía de una boca

castañuelas intangibles

vociferan disonancias

moliendo su lengua.


La luna de nácar

oyó las castañuelas

y, ahora, sabe

del proyecto inconcluso

destruido

antes de comenzar.


Afortunadamente

los vestigios de la noche

continúan esperándome…



Danhir









4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

sobre todo cuando los versos pululan por tu pensamiento... corto pero lindo, saludes fraternos ...

Nocturna dijo...

(:

Buenas, buenas, amigo...

¡Un placer, recibirte cada noche!

Sibyla dijo...

Hola Nocturna!
Como verás mis horas de visita son diurnas...

Me gusta la Luna de nácar y todo lo que ella puede inspirar en los vestigios de la noche.

Un abrazo, ya sabes ilegal!:)

Nocturna dijo...

Sby:

Recepciono tu abrazo ilegal en tus diurnidades Sibílicas!

Besos, amiga...

:)


P/D:
¡Últimamente, ando con miles de compromisos, te visitaré bien tenga un respiro!

(: