G.I.T. "Es por amor"

sábado, 24 de noviembre de 2007

A VECES ES SIEMPRE...













De: Danhir Salomón
A veces, (casi siempre)
los días confunden mis noches.
Mis horas pierden sus canciones.
“A veces” es siempre.

Recostada, fluyen anhelos...
Los diviso como para hipnotizarme...
Como si, de veras, un ave gigante
planeara sobre mi cabeza...
bebo a sorbos mi atrevimiento
de pedirle a la distancia
que mengüe tu camino
y sea el olvido
tu único enemigo.

A veces, lo de siempre:
El recuerdo y tu mirada,
tierna tristeza...
Ojos, dulces bocetos de primavera...
tibio amor, me consuelas...

Cúspide de mis sueños
que suele torturarme,
aún despierta.
Como si un ave gigante
planeara sobre mi cabeza...

Y entro por la puerta
de tus ojos abiertos
al rincón desconocido por mí...
donde esta soledad
me relata nuevas vidas,
donde aguardo tu ritmo
acelerado cascabel...

Luego salgo
y espero.

Espero que tus ojos...
Tus ojos, los del ave,
pronto sepan encontrarme.


© Danhir Salomón






6 comentarios:

Jorge dijo...

"Mis horas pierden sus canciones"

"A veces, lo de siempre:
El recuerdo y tu mirada,
tierna tristeza..."

"dulces bocetos de primavera"

"donde esta soledad
me relata nuevas vidas"

Te copio, para que te leas y te des cuenta (si no lo sabes ya) lo buena que eres.

En lo personal, desear que esos ojos se dejen de tonterias y hagan lo imprescindible: Encontrarte

NOCTURNA dijo...

Ja, ja, ja! Eres gracioso, Jorge...
Sólo es un poema, esos escritos se quedan en la ficción.
¡Un beso!

alberto dijo...

Me gustaría ver todo ese arte que te sale como sangre por las venas, en contraste con un ecosistema mas claro, menos triste... con mas color, escapando del negro de la melancolia.

Espero esos versos... con ilusion.

Un abrazo NOCTURNA!

Velocet dijo...

El vacío de la distancia está hecho un pequeño bastardo. Acude sin llamarlo y te pregunta si no vas a ponerle pastas y té. Arfgh.

NOCTURNA dijo...

Dejo la promesa de dedicarte algo para tí Alberto, con colores e ilusiones...
Espero no defraudarte!

NOCTURNA dijo...

¡Velocet!
Pues le pondré pastas, pasas y té... total ya sé que, a pesar mío, tendré que comer sola!
En fin... gajes del oficio...