G.I.T. "Es por amor"

viernes, 9 de noviembre de 2007

Ausencia, Mis sueños, No luz, Poco tiempo, Tempestades

De: Danhir Salomón
TEMPESTADES

Yo soy aquella
que creyó en tempestades
y sigo siendo
la que navega tus mares.

NO LUZ

No pido luz para mi oscuridad
aguardo plácidamente
el nacimiento de una estrella.

MIS SUEÑOS

Pude verte en mis sueños
y saber cómo eras.

Tanto y tanto pensarte
fue verdad mi quimera.

Si no estás, ya no importa.
Te encontré en el silencio.

Supe así que me amabas
sin espacio ni tiempo.

AUSENCIA

Cuesta creerme realidad del mundo
no alcanzo a sentir el oráculo profundo.

Falta algo
un ideal.

¡Falta aún,
mucho más!

Mejor, seguiré contando
las olas grises del mar.


POCO TIEMPO

No tuvimos tiempo
o se nos fue
demasiado rápido.

Teníamos muy poco tiempo
y no supimos aprovecharlo.
.........................................
..........................
...........
...
.

8 comentarios:

A.Tapadinhas dijo...

Yo soy aquelle que pido (que tal meu espanhol?)para não colocares tanta coisa importante de uma só vez. É que a minha pobre cabeça já não aguenta tanta coisa... :)
Beijo.
António

NOCTURNA dijo...

Antonio:
¡Tu español debe ser como mi portugués!
Pienso que tu cabeza aguanta mucho más que esto porque tu corazón es infinito.
Un abrazo inmenso.

cuchhhi dijo...

un magnífico post querida Nocturna.
besos.

Pakous dijo...

Hola Nocturna y Antonio, encantado de poder visitaros desde lleida en España. La melancolía de la última frase: "Teníamos muy poco tiempo y no supimos aprovecharlo" me conmueve...siempre ocurre lo mismo..."el tiempo es oro"...Regalémosnos un poco de tiempo. Saludos Nocturna.

NOCTURNA dijo...

Juan Ramón y Pako:

Gracias a ambos!

¡Que los saludos duren, hasta volver a encontrarnos!

alberto dijo...

Platón Decía.

Ausencia, triste sentimiento de lejanía...

Velocet dijo...

Ausencia me ha gustado especialmente (sobre todo el sonido de los últimos versos) :)

NOCTURNA dijo...

Alberto y Velocet:
El tiempo transcurre lento, pero sin pausa, y muchas veces no hacemos más que pensar horas y horas, contando esas olas "grises de ausencia"...

¡Un par de besos!